Plan de cine en casa, ¿quién se apunta?

Sea un fin de semana o cualquier día en la noche, siempre es un excelente momento para disfrutar de una buena película, aunque para ello no hace falta desplazarse hasta el cine más próximo. En esta ocasión les contamos todo lo necesario para elaborar una tarde o noche de cine en casa que de seguro querrán repetir siempre.

1. Garantizar un lugar cómodo

Es indispensable encontrarse cómodo para lograr sumergirse de lleno en el visionado de la película, por este motivo, se deben seleccionar asientos cómodos, situados a una distancia adecuada de la pantalla del televisor, de modo que no estén ni muy cerca ni muy lejos.

A pesar de eso, no hace falta contar con un gran sofá. Siempre se puede echar un poco de imaginación al asunto y colocar mantas y cojines en el suelo. Esta idea es especialmente divertida para los más pequeños de la casa, que lo verán como un juego.

2. Potenciar la utilidad de las tecnologías

Aunque una tarde o noche de cine en casa también puede ser una buena excusa para desentenderse de los celulares y centrarse en la experiencia tanto en solitario, como en familia o en pareja, no se debe pasar por alto la importancia de los demás elementos tecnológicos que hacen del hogar una auténtica sala de cine.

En este aspecto, no es necesario realmente contar con el último televisor del mercado. Un tip muy apropiado es regular adecuadamente las luces ambientales, ya que de este modo la mirada se centrará hacia el foco más brillante, que es la pantalla, y de ese modo resultará más fácil introducirse en la historia.

El sonido también importa, por ello es importante regular adecuadamente el volumen y la ecualización. Además, para aquellas personas que vean a menudo películas en casa, una inversión a considerar puede ser la de altavoces surround inalámbricos. Estos permiten un sonido envolvente que, a diferencia del sonido de televisores algo más antiguos, no suena enlatado.

3. Disponer buena comida para amenizar la velada

Ver películas con el estómago vacío favorece las distracciones, además de que es extraño pensar en un cine sin palomitas. Por este motivo, nunca está de más disponer snacks variados para amenizar la tarde/noche.

Además de las clásicas palomitas, se puede optar por otras comidas con el punto positivo de que si no apetece cocinar siempre se puede pedir a domicilio. Algunas buenas ideas podrían ser pedir delivery de pizza urbana, hamburguesas, sushi o para los más fitness un poke bowl. Todo acompañado, por supuesto, de un buen refresco. Al fin y al cabo, no hay mejor mezcla que comida deliciosa y la película del momento.

4. Seleccionar las mejores películas

Actualmente no hace falta limitarse a la descarga de películas, la proyección de antiguos DVDs o la programación de los canales televisivos. Gracias a plataformas como Netflix, es posible disfrutar de infinidad de series y películas, tanto de reciente estreno, como clásicos de toda la vida. Basta con ponerse de acuerdo y disfrutar.

Nuevamente, todo depende un poco de la creatividad de cada persona. Por ejemplo, en caso de hacer un maratón de películas, una opción divertida es elaborar un panfleto con la programación ideada y entradas como las del cine. Esta idea sirve tanto para sorprender a la pareja como para entretener a los más pequeños.

Disfrutar de un plan de cine en casa es poco costoso, pero trae consigo cantidades ilimitadas de diversión que valen para cualquier día de la semana, siendo así la opción perfecta tanto para niños como para adultos. Y ustedes, ¿se apuntan a tener su propio cine en casa? 

Facebook Commentarios

Leer Anterior

Analista sostiene que la corrupción endémica de Paraguay no terminará sin la intervención de Estados Unidos

Leer Siguiente

El desarrollo humano como medida de éxito de un país

A %d blogueros les gusta esto: