PITIANTUTA: La Chispa que encendió la hoguera en el Chaco Paraguayo

El 16 de julio de 1932 se produce la recuperación del Fortín Carlos Antonio López, ubicado a orillas de la Laguna Pitiantuta. El incidente es considerado como «la chispa que encendió la hoguera en el Chaco Paraguayo».

La laguna Pitiantuta fue descubierta, el 13 de marzo de 1931, por un grupo de expedicionarios integrado por tres oficiales rusos, un oficial paraguayo y acompañados de indígenas de la parcialidad Chamacoco.

Entre los oficiales rusos se encontraban: el General Juan Belaieff, el capitán Orefief Serebriakoff, el Tte Alejandro von Eckstein, el Teniente paraguayo Hermes Saguier y 20 nativos de la parcialidad Chamacoco.

Ubicación de los fortines en el Chaco paraguayo. «La Laguna Pitiantuta era fundamental para los bolivianos, puesto que con su conquista podrían unir sus fortines al norte y oeste del Chaco». Fabián Chamorro Foto: Twitter @fabian_1932

Pitiantuta, en idioma Maka significa “lugar del oso hormiguero muerto”. A orillas de esa laguna, el 15 de junio de 1931 se funda el fortín Carlos Antonio López.

“Se sabe que, hasta la actualidad, el agua dulce es fundamental para la sobrevivencia en el Chaco Paraguayo. Es por ello que los fortines chaqueños siempre se ubicaban a orillas de una aguada, para que el personal pudiera tener acceso al agua, para sobrevivir en el inhóspito suelo chaqueño”, recuerda el Coronel Roberto Olmedo, director del Museo Militar del Ministerio de Defensa Nacional.

El ataque boliviano

Exactamente a un año de su fundación, el 15 de junio de 1932, tropas bolivianas, al mando del mayor Oscar Moscoso, atacaron el Fortín Carlos Antonio López. Cinco soldados, quienes ya estaban despiertos a esa hora, pudieron escuchar los gritos de «Viva Bolivia!», lograron escapar.

La línea de ferrocarril de la Empresa Carlos Casado llegaba hasta el lugar conocido como Punta Riel y fue utilizada para la logística del ejército paraguayo durante la contienda.

El fortín fue incendiado por los bolivianos y al otro lado del espejo de agua fundaron un nuevo fortín, con el nombre de “Mariscal Santa Cruz” y a la laguna le llamaron Laguna Chuquisaca. José Félix Estigarribia, en aquel entonces, con el grado de Teniente Coronel, era el comandante de la Primera División de Infantería y ordena la recuperación del Fortín.

«Usted cumple la orden o muere con toda su tropa. No hay término medio»

“El entonces teniente coronel José Felix Estigarribia, comandante de la I División de Infantería con asiento en Puerto Casado, fue informado vía telegráfica, desde Casanillo (Kilómetro 145), de lo ocurrido en Pitiantuta. Al enterarse, impartió su histórica Orden N° 1: “retomar Carlos Antonio López (Pitiantuta), por la fuerza, a costa de cualquier sacrificio”. El entonces capitán Abdón Palacios recibió instrucciones del mismo Estigarribia:  ‘Y bien, Capitán Palacios, ha llegado su hora. Usted cumple la orden o muere con toda su tropa. No hay término medio’. Palacios y sus hombres transitaron 180 kilómetros por el inhóspito Chaco. Así, el 15 de julio de 1932 se inició el ataque para recuperar”, recordó el historiador Fabián Chamorro, en una publicación en su cuenta de Twitter.

Es así que un mes y un día después, el 16 de julio del año 1932 se recupera el Fortín de manos de los bolivianos.

Maniobra del Mayor Abdón Palacios para la retoma de Pitiantuta. Foto: Twitter @fabian_1932

“A Pitiantuta se le conoce también como “la chispa que encendió la hoguera en chaco paraguayo”. El mayor Moscoso jamás se habrá imaginado que ese hecho iba a provocar la guerra, porque cuando recupera el Paraguay este fortín, en represalia Bolivia toma los fortines Corrales, Toledo y Boquerón, el 27, el 28 y el 31 de julio respectivamente. Todos estos hechos contribuyeron entonces a que se decrete a la movilización general del pueblo Paraguayo en agosto de 1932 y con eso se da inicio a este conflicto armado de la Guerra del Chaco”, según el coronel Olmedo.

Para Olmedo fue Pitiantuta la primera batalla librada en la guerra del Chaco, y no Boquerón como muchos recuerdan. Las consecuencias del ataque a Pitiantuta fueron los tres años de conflicto armado entre Paraguay y Bolivia.

Facebook Commentarios

Leer Anterior

IMPACTO DEL COVID-19 EN LA ECONOMIA: Sector privado dejará de facturar este año USD 2.000 millones

Leer Siguiente

Alejandro Domínguez querella por segunda vez a periodista

A %d blogueros les gusta esto: